Acciones a adoptar para reducir el coste de las facturas –

Siempre es bueno ver que hemos hecho ahorros al final del año. Bueno, es completamente posible si desea mejorar su consumo de energía, mientras reduce el costo de sus facturas. ¡Descubre, en este artículo, toda la información y las acciones a adoptar para ello!

Productos imprescindibles para reducir gastos

Los gastos pueden ser sustanciales, especialmente si adopta malos hábitos diarios o si su casa está mal aislada. Esto afectará especialmente a sus facturas de electricidad. Tenga la seguridad de que existen múltiples soluciones para reducir esto. Por eso hemos elaborado toda una lista de productos e instalaciones que solucionarán este problema.

En primer lugar, recomendamos el uso de bombillas de bajo consumo. Gracias a ellos, obtendrá importantes ahorros al reducir su energía. Además, tienen una larga vida útil de hasta 15.000 horas. Se encienden al instante, ¡no es necesario esperar a que se precaliente!

Del mismo modo, te recomendamos el termostato conectado e inteligente. Puedes controlar tu calefacción a distancia, desde tu smartphone, tablet u ordenador. Todo lo que necesitas es una red wifi. Podrás programar y controlar la temperatura de determinadas estancias de tu hogar. Una herramienta moderna y altamente efectiva, que te ayudará a reducir tus facturas. Tenga en cuenta que si lo usa correctamente, puede ahorrar al menos cien euros al año.

Como otro dispositivo inteligente y relevante para este tema, recomendamos el calentador de agua eléctrico. Una solución económica que tiene varias ventajas: te permitirá ahorrar espacio ya que tiene unas dimensiones reducidas y su sistema relativamente eficiente avisa de las pérdidas de energía y calor. Ahorre dinero en las facturas de agua y electricidad.

En el mismo registro, encontrará el cronotermostato. ¡Hará su vida diaria más fácil y sus facturas más ligeras! De hecho, gracias a este sistema, puede elegir la temperatura que desea en su hogar y, en cualquier momento. Limita al máximo las pérdidas de energía ya que, una vez programada la temperatura, se gestiona de forma automática. El uso de un sistema de este tipo en su hogar puede ofrecerle una reducción en los costos de energía de hasta un 15%.

Puede obtener un cabezal de ducha que restrinja el flujo de agua. Viene a un precio asequible. Gracias a este ahorrarás tanto en la factura del agua como en la de la calefacción, ya que te permite gestionar la temperatura del agua. Es posible optar por un colector de agua de lluvia. Este tipo de instalación no debe descuidarse en su hogar, si desea obtener un ahorro importante. Este sistema canalizará el agua de lluvia. El agua se envía mediante la electrobomba para abastecer los sanitarios, por ejemplo. ¡Un verdadero impulso en un solo clic!

En esta ocasión, conviene acercarse a sistemas que resultan ser una buena inversión a largo plazo. Comencemos con la bomba de calor aire/agua. Este aprovecha las calorías del aire, inyectadas en el circuito de calefacción central, para producir agua caliente. Es posible recibir ayudas económicas para tener este tipo de instalación en tu hogar.

Del mismo modo, encontrará la caldera de condensación a gas, una instalación absolutamente eficiente. Sus principales funciones son las siguientes: utiliza el vapor de agua contenido en los diferentes humos y quema el gas para producir calor. Gracias a esta instalación ahorrarás entre un 20 y un 30%, mucho más que una caldera antigua.

Buenos hábitos a adoptar

A pesar de todos los productos e instalaciones relevantes mencionados anteriormente, también necesita cambiar su vida diaria adoptando buenos hábitos. Esto pasa por pequeños consejos, que seguro que todos tenemos en mente, pero que se nos escapan.

Por ejemplo, tu caja de internet o el cargador de tu teléfono. Deben estar desenchufados cuando no estén en uso. A menudo permanecen enchufados todo el año, pero consumen alrededor de 200 kWh por año para la caja y 2,3 kWh por año para el cargador del teléfono. La secadora y la lavadora son conocidas por su alto consumo de energía. Por lo tanto, después de su uso, deben desenchufarse, ya que consumen energía incluso en modo de espera.

Lo mismo se aplica a los aparatos multifunción o hervidores de agua. También consumen energía en modo de espera. Lo mismo ocurre con el reproductor de DVD y el sistema Hi-Fi, este último consume 50,4 kWh al año, lo que equivale a 5,60 € de energía. El reproductor de DVD, por su parte, consume 58,8 kWh al año, que son 6,50 €. Descubrirá que todos estos dispositivos acumulados requieren un consumo significativo. Solo tienes que adoptar los gestos adecuados, y verás que tener facturas reducidas ya no es un secreto para ti.

Compartir esto:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Más para leer

Decoracion

¿Cómo crear un ambiente acogedor?

La decoración de una casa, una oficina o cualquier estancia se ha vuelto, en los últimos años, muy importante. Es una actividad que te permite